98. Para imprimir cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. _isitó las cárceles para consolar a los presos
    • -Deme sus manos, ni señora doña_eresa,
      • -Vas a la aldea de don Quijote y le  lle_arás
        • «¡Malditos sean el  doct_r   y la ínsula!»,
          • «que oficio que no da de comer no vale dos  _abas».
            • a los_uenos  y castigar a los malos.
              • a Teresa Panza la carta que le  escri_ió  Sancho,
                • Al_egar,  preguntó por Teresa Panza, y entonces
                  • como_acían otros gobernantes,
                    • del gran  go_ernador   Sancho Panza».
                      • deste_ó  a los tenderos que engañaban a sus clientes,
                        • El paje ca_algó  hacia ella y, cuando la tuvo delante,
                          • El paje, que era_ombre  gracioso y de mucho
                            • en cuerpo y alma en gobernar lo mejor  posi_le:
                              • En fin, que Sancho se comportó con tanta  no_leza
                                • Envían un regalo a Teresa Panza
                                  • esposa del señor don Sancho_anza,
                                    • gobernador de la ínsula_arataria.
                                      • gobierno, la duquesa in_entó  una nueva burla,
                                        • ingenio, aceptó de_uen  grado la misión,
                                          • le señalaron_a  una mujer de unos cuarenta años, fuerte
                                            • li_pió  la ínsula de maleantes,
                                              • Mientras Sancho  _evaba  adelante su falso
                                                • otra carta de mi parte y un regalo que os daré para e_a.
                                                  • Pero, a pesar del  ham_re  que pasaba, se empeñó
                                                    • pues le parecía que su de_er era cuidar de su ínsula,
                                                      • reunió comida y ropa para los  _uérfanos,
                                                        • se  dec_a  el pobre Sancho,
                                                          • se  o_edecen  en aquel lugar, donde
                                                            • se apeó del caballo, se puso de rodi_as
                                                              • se les_a dado el nombre de «Las constituciones
                                                                • se sentaba a la mesa, y le  prohi_ió  uno tras otro
                                                                  • sin decir esta  _oca  es mía, pero en los días siguientes
                                                                    • Temeroso de Sancho, el  m_dico  salió de la sala
                                                                      • Todas las horas del día las  dedica_a  a su gobierno,
                                                                        • todos los platos que pudieran  _apetecerle.
                                                                          • volvió a presentarse cada  _ez  que el gobernador
                                                                            • y cierto día le dijo _a  uno de sus pajes:
                                                                              • y di_o  con mucha solemnidad:
                                                                                • y dictó leyes tan buenas, que  toda_ía  hoy
                                                                                  • y en pocos días se plant_  en la aldea de don Quijote.
                                                                                    • y no holgazanear detrás de un  cier_o  o de un jabalí.
                                                                                      • y se  esfor_ó  en premiar
                                                                                        • y se  nega_a  en redondo a salir de caza
                                                                                          • y tiesa y con la piel muy tostada por el sol del ca_po.
                                                                                            Volver a: 98. Para imprimir
                                                                                            >