84. Para imprimir cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. -¿Al  oc_ano?  -replicó Sancho-.
    • -¿No le decía yo que  toda_ía  estamos en España?
      • -Has de saber, Sancho, que ese  _arco  de ahí
        • -Por lo que veo, ya  de_emos  de haber salido al océano.
          • -Si_uestra merced quiere dar en otro disparate,
            • -Te digo, Sancho, que estamos en mar   a_ierto,
              • -Yo te perdono,  _ancho  -dijo don Quijote-,
                • ¡Pero si todavía estoy  _iendo  a Rocinante
                  • como pasa tantas _eces   en los libros de caballerías,
                    • Cuando Sancho se o_ó  tratar tan mal,
                      • don Quijote_empezó  a decir:
                        • El caso es que acabaron  e_barcando  y,
                          • en el que sufre prisión un_aliente caballero.
                            • En esas y otras  con_ersaciones  se les pasaron dos días,
                              • en que seas  go_ernador  tal y como te prometí.
                                • es de  alg_n  pescador de por aquí.
                                  • está encantado y me está pidiendo que su_a  en él,
                                    • le entró tal pena en el  coraz_n
                                      • nada más emprender su viaje río  a_ajo,
                                        • Navegando por el Ebro
                                          • para ver si_evas  piojos, porque, si se
                                            • pero en adelante no seas tan   _interesado
                                              • pues  _a  de llevarme hasta un castillo
                                                • que  mara_illó  a don Quijote por la claridad
                                                  • que se le  _enaron  los ojos de lágrimas
                                                    • Sancho hizo la  prue_a,  y se sacó del muslo
                                                      • se mecía una_arca, dijo el caballero:
                                                        • tal puñado de piojos  _ivitos
                                                          • te  _an  muerto de calor, es que ya lo hemos atravesado.
                                                            • y a mi  bo_ico  donde los hemos dejado!
                                                              • y al tercero llegaron a las  ri_eras  del Ebro,
                                                                • y aprende a tener paciencia, que día  _endrá
                                                                  • y coleando que respondió de  m_la  gana:
                                                                    • y hasta es posible que  _ayamos atravesado el Ecuador.
                                                                      • y la  a_undancia  de sus aguas.
                                                                        • y le pidió perdón a su señor una y mil  _eces.
                                                                          • Y, si no, pásate una mano por el m_slo
                                                                            • Y, viendo que a la  ori_a  del rió
                                                                              • yo  obede_co,  pero sepa que esta barca
                                                                                Volver a: 84. Para imprimir
                                                                                >