67. Para imprimir cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. -¡Malditos sean mis _enemigos  -se quejó don Quijote-,
    • -¡Oh  cana_as  encantadores! -gritó Sancho,
      • -¡Vive Dios que Dulcinea  ca_alga  mejor
        • ¡Hace correr la burra como si fuera una  ce_ra!
          • a mi Dulcinea en la  _aldeana  más fea del mundo,
            • Al día siguiente, sin  em_argo,
              • apo_ó  las manos sobre el trasero de la borrica
                • con el palo para que saliera al  tr_te,
                  • Cuando   _io  a don Quijote con su armadura
                    • de modo que dio un_rinco  y tiró a su dueña al suelo.
                      • Don Quijote acudió a toda prisa a  le_antar  a Dulcinea,
                        • El caballero del Verde Gabán
                          • enseguida pensó que  _abía  topado con un loco.
                            • esforzándose para que no se le escapase la  _isa.
                              • Estaba tan irritada, que azotó a su_urra
                                • iba vestido con un  ga_án  verde y
                                  • parecía la persona más sensata y_educada  del mundo.
                                    • pero la bestia se disgustó al  _er  que la trataban tan mal,
                                      • pero la dama no necesita_a ayuda de nadie,
                                        • Pero, en la conversación que   mantu_o  con él, don
                                          • por el que iba don Quijote tan triste y   pensati_o
                                            • porque no solo _an  convertido
                                              • porque, tras coger ca_erilla,
                                                • que_acía  su mismo camino.
                                                  • que el Caballero del Verde  Ga_án  ya no pudo qué pensar.
                                                    • que parecía a punto de caer  _enfermo.
                                                      • que un mejicano! -se   admir_  Sancho-.
                                                        • Quijote  ha_ló  con tan buen  juicio de las cosas de la vida,
                                                          • se   aleja_an  más rápidas que el viento.
                                                            • se animó un poco cuando se juntaron con un  caba_ero
                                                              • sino que le  _an  puesto en la boca
                                                                • Tenía el  hom_re  unos cincuenta años,
                                                                  • un  aliento de ajos crudos que me ha re_uelto el alma!
                                                                    • Y así era la  _erdad,  porque Dulcinea y sus doncellas
                                                                      • Y con eso tomaron el camino de  _aragoza,
                                                                        • y le saltó encima más ligera que un_alcón.
                                                                          • y le  o_ó  decir que era caballero andante,
                                                                            Volver a: 67. Para imprimir
                                                                            >