60. Para imprimir cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. -No se preocupe, señor _ura  -dijo la sobrina-,
    • -No traigo nada de eso, sino otras  c_sas  de más
      • -Y dime, marido  -sigui_  diciendo Teresa Panza-,
        • -Y, sobre todo -les  ad_irtió-,
          • ¿Me has comprado algún  _estido?
            • ¿qué _as  sacado de tus escuderías?
              • ¿Traes zapaticos para tus  _ijos?
                • a lo que Sancho respondió que  _enía  bueno.
                  • adonde entró al  ca_o  de seis días.
                    • al ver lo mal que  _olvía  su tío y señor,
                      • Así que don Quijote entró de nue_o en la jaula
                        • así que nadie se quedó sin_er a don Quijote
                          • de la  c_sa  de don Quijote,
                            • Don Quijote vuelve a su casa
                              • donde su so_rina y la criada se tiraron de los pelos
                                • El cura les dijo que lo metieran en la cama  _enseguida
                                  • en la jaula, más flaco y amari_o que nunca.
                                    • en todos los días que le quedan de _ida.
                                      • i_portancia,  que ya te enseñaré cuando estemos solos.
                                        • La mujer de Sancho acudió a  reci_ir  a su escuderil esposo,
                                          • Mientras tanto, el  ca_o  entró en el patio
                                            • no _olverá  a salir de esta aldea
                                              • para el corazón y para el  cere_ro.
                                                • porque nos _a  costado mucho trabajo traerlo hasta aquí.
                                                  • pues le juro por mis _uesos  que don Alonso
                                                    • que le habían gastado el  se_o.
                                                      • tengan mucho cuidado de que no se les _uelva  a escapar,
                                                        • todos los _ecinos  estaban en la calle,
                                                          • y el carro _olvió  a rechinar camino de la aldea,
                                                            • y maldijeron mil veces los  li_ros
                                                              • y nada más verlo preguntó cómo estaba el_asno,
                                                                • y que, cuando  despert_se,  le diesen cosas apropiadas
                                                                  • Y, como dio la casualidad de que  _egó  un domingo,
                                                                    Volver a: 60. Para imprimir
                                                                    >