5. Para imprimir cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. _igilando mi armadura ante un altar.
    • -Entonces decidme dónde puedo _elar  las armas,
      • -le  grit_  don Quijote.
        • -Pero ¿qué hacéis, cana_a?
          • -respondió el ventero con mucho desparpa_o,
            • A_ora mismo no tenemos capilla en este castillo
              • alzó su lanza y le di_  tal golpe al arriero
                • Así que don  Qui_ote  salió al patio,
                  • como si estuviera haciendo la cosa más i_portante  del mundo.
                    • Con el  _escudo pegado al pecho,
                      • cuando salió al patio un a_iero
                        • de_o  pasarme toda una noche
                          • en la cabeza que lo derri_ó al suelo
                            • la cogió y la tiró tan le_os como pudo
                              • la  lan_a en la mano
                                • le molesta_a  para sacar agua del pozo,
                                  • Llevaba don Quijote un buen rato de_ela
                                    • Los  _uéspedes de la venta lo miraban desde lejos
                                      • no había un_ombre  más loco que aquel.
                                        • parecía un fantasma reci_n  salido del infierno.
                                          • Pasó la noche vigilando la armadura
                                            • pensando que en toda la _ancha
                                              • pensando que era un trasto_iejo.
                                                • pero no se  separa_a  del pozo
                                                  • pero pod_is velar las armas en el patio,
                                                    • por no  de_ar  a solas su armadura
                                                      • porque la hemos  derri_ado  para hacerla de nuevo,
                                                        • porque, seg_n  la ley de caballería,
                                                          • que   n_die   os molestará.
                                                            • que se escondía tras su escudo para e_itar   los golpes,
                                                              • que tenía que dar de beber a sus_estias.
                                                                • salieron al patio_echos  una furia
                                                                  • se quitó la _armadura,  la dejó junto a un pozo
                                                                    • Viendo aquello, los compañeros del_erido
                                                                      • y comenzaron_a  tirar piedras contra don Quijote,
                                                                        • y empezó a pasearse alrededor con  sem_lante muy serio
                                                                          • y la luz de la luna ilumin_ndole la frente,
                                                                            • y lo dejó medio muerto y con los ojos en_lanco.
                                                                              • y no paraban de re_rse,
                                                                                • Y, como la armadura de_on  Quijote
                                                                                  • Y, sin pensarlo dos_eces,
                                                                                    Volver a: 5. Para imprimir
                                                                                    >