39. Para imprimir cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. _asta  que los dos hombres se ganaron por fin
    • _asta  que sepa las razones por las que
      • – Me llamo _orotea  -dijo-
        • -Pero, díganme, ¿y _uestras  mercedes
          • a  a_udar  a Dorotea en su búsqueda,
            • al que quiero más que a mi propia_ida.
              • Así que  _oy  buscándolos por
                • como si _ubiese  perdido la lengua
                  • de su casa sin despedirse de  m_
                    • don Fernando me _a  desdeñado.
                      • El cura y el _arbero  se le acercaron,
                        • El cura y el barbero se  co_prometiron
                          • es para evitar los peligros que  co_emos
                            • La muchacha no le_izo caso,
                              • La mujer se llamaba Dorotea
                                • las mujeres cuando  via_amos  solas.
                                  • los caminos para  _ablarle,
                                    • no pudo sufrir la  aspere_a de las piedras,
                                      • pero_ace  algunas semanas se marchó
                                        • Pero la muchacha sigui_  muda por un buen rato
                                          • pero su  ca_era  terminó muy pronto,
                                            • porque me  di_  palabra de matrimonio,
                                              • porque mi coraz_n  no descansará
                                                • porque, como sus pies  _eran  tan delicados,
                                                  • qué hacen en la sierra? -preguntó la  much_cha.
                                                    • querían  devolv_rlo  a su casa.
                                                      • sin dec_r nada y con gesto muy triste.
                                                        • Su  no_bre  es don Fernando,
                                                          • su confianza y  e_a  aceptó contarles su historia
                                                            • y acabó  ca_endo  al suelo.
                                                              • Y allí se quedó, pensati_a,
                                                                • Y así fue como supo de la locura de _on  Quijote
                                                                  • y de la _artimaña  con que el cura y el barbero
                                                                    • Y el motivo por el que voy _estida  de hombre
                                                                      • y ella les  agradeci_  la ayuda con dulces palabras
                                                                        • y es un joven rico y de alto  lina_e.
                                                                          • y trataron de animarle lo me_or  que supieron
                                                                            • y voy_uscando  a un hombre
                                                                              • y ya no_e  vuelto a saber nada de él.
                                                                                • Yo le entregu_ mi cuerpo y mi alma
                                                                                  Volver a: 39. Para imprimir
                                                                                  >