113. Para imprimir cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. -¡Entonces  ¡_uevan  azotes, que el que quiere
    • -Creo que el precio de esta zurra es muy_arato,
      • -Dígame vuestra merced cuánto me dará por cada  a_ote.
        • -Escucha, Sancho  -di_o  un día don Quijote-,
          • -Lo que quieras,_ancho, porque ni con todo el oro
            • -Me parece bien  -respondi_  don Quijote.
              • -Ten cuidado, Sancho, y no te d_s todos los azotes
                • a su  bo_ico  para azotarse con ellas.
                  • a su  ima_inación  como las moscas a la miel.
                    • A_rió  Sancho los ojos y las orejas un palmo y respondió:
                      • arri_a  y le quitó las riendas
                        • as_  que quiero que me pague
                          • Así que  aque_a  misma noche se desnudó de medio cuerpo
                            • cada azote al  do_le  de lo acordado.
                              • con el corazón encogido y los ojos  _enos  de lágrimas.
                                • dátelos tú mismo y  _o  te los pagaré al contado.
                                  • del mundo podría pagarse el desencanto de _ulcinea.
                                    • Desde el anochecer hasta el  al_a,
                                      • Deseoso de  aca_ar  cuanto antes, el escudero
                                        • Don Quijote lo vio ir con tantas ganas que  tu_o  que decirle:
                                          • Dulcinea y en contarle coplas de  _amor
                                            • El regreso  fu_,  en fin, pesaroso y triste.
                                              • en una sola noche, no sea que te _agas
                                                • le iba a salir a don Quijote por ochocientos  _einticinco
                                                  • mientras su amo los contaba en  _oz  alta.
                                                    • peda_os  y te mates así como así.
                                                      • Pero, a los siete u ocho azotes,  di_o  Sancho:
                                                        • Pidió el escudero un  cuarti_o  por cada azote
                                                          • Por las noches, don Quijote no  logra_a  dormir,
                                                            • porque los malos pensamientos acud_an
                                                              • reales, con los que Sancho pensaba entrar en su casa_ico
                                                                • Sancho se da azotes
                                                                  • se metió entre unos  ár_oles  y empezó a darse latigazos
                                                                    • si quieres  co_rarte  por los azotes de Dulcinea,
                                                                      • todas las _oras  se le iban en recordar a la encantada
                                                                        • truchas se  _a  de mojar las calzas!
                                                                          • y contento aunque_ien azotado.
                                                                            • y luego calculó a duras penas que la azotaina  co_pleta
                                                                              Volver a: 113. Para imprimir
                                                                              >