101. Para imprimir cuestionario

Por favor, matricúlate en curso antes de realizar este cuestionario.
  1. -¡Cierren las puertas de la mura_a!
    • -¡Guíenos_uestra merced, y moriremos si es preciso!
      • -¡Victoria,_ictoria, hemos vencido! ¡Los enemigos se van!
        • -¿Que me arme? Eso  dé_enlo  para mi señor
          • -Yo lo único que quiero es que me le_anten
            • ¡Le_anten  trincheras! ¡Disparen contra el enemido!
              • «¡Ay, Dios mío, s_came  de aquí!»,
                • a lo que Sancho respondió con_oz doliente:
                  • ca_ó  al suelo con un golpe tan grande
                    • con lo que Sancho quedó  e_paredado
                      • cuan do menos lo  espera_a,  de repente se oyó gritar:
                        • de seis en seis. Pero yo, ¿cómo me_oy a armar
                          • de tal manera que unos  tropeza_an  con él
                            • decía el  capit_n   de los soldados-.
                              • do_lar  las rodillas,
                                • don Quijote, que se  _echa  los gigantes a las barbas
                                  • entre dos conchas como si  fue_a  una tortuga.
                                    • lo que  _icieron  fue ponerle un gran escudo por delante
                                      • para que no se la partiesen en dos _a  fuerza de pisotones.
                                        • Por entre los escudos le sacaron un   _razo
                                          • que al final dejó que lo  _armasen.
                                            • que creyó que se había _echo  pedazos.
                                              • Sancho  intent_  caminar, pero, como no podía
                                                • si no sé ni  e_puñar  una espada?
                                                  • Sin  em_argo,  tanto le insistieron,
                                                    • susu_aba  Sancho sudando de miedo.
                                                      • tu_o  que esconder la cabeza en su caparazón de escudos
                                                        • Uno de los soldados se acercó al go_ernador
                                                          • Victoria en Barataria
                                                            • y le dijo que repartiese el_otín,
                                                              • Y lo peor fue que los soldados lo de_aron tirado
                                                                • y me den un trago de_ino.
                                                                  • Y ocurrió que el cielo  de_ió  de oír sus súplicas, pues,
                                                                    • y otro por detrás y atarlos entre  s_  con unos cordeles,
                                                                      • y otros caían encima, y el  po_re  Sancho
                                                                        • y siguieron co_iendo de aquí para allá,
                                                                          • Y, como aquella guerra no era más que una  _urla,
                                                                            • y, poniéndole una  lan_a  en la mano, le dijeron:
                                                                              Volver a: 101. Para imprimir
                                                                              >